SOLE refunda Pamplona (Norte de Santander)

0

Pamplona es una hermosa ciudad universitaria en las montañas del Norte de Santander, donde se respira un ambiente fresco y jovial. La llaman la ciudad fundadora de ciudades ya que desde aquí los españoles emprendieron sus exploraciones que fundaron muchas de las principales ciudades de Colombia y Venezuela.

Mario, rector y educador hace más de 30 años, y Eliana, fisioterapeuta y educadora, nos recibieron y compartieron generosamente la cultura, las personas y las delicias que Pamplona tiene para ofrecer como entrada a otra nueva oportunidad para transformar el futuro del aprendizaje.  Gracias a Mario y Eliana, al apoyo del Club Rotario de Pamplona y el Club Rotario de Weston (Florida, EEUU), el pasado 20 y 21 de noviembre tuvimos la oportunidad de inspirar a más de 30 docentes de 5 instituciones educativas públicas del Norte de Santander a que utilicen SOLE como una herramienta innovadora en sus salones de clase y así transformar sus prácticas pedagógicas y enganchar a sus estudiantes en aventuras de aprendizaje.

Primero, trabajamos con los docentes en un taller colectivo, donde los docentes vivieron un SOLE respondiendo la pregunta ¿Cómo recordamos y por qué olvidamos? Las caras de preocupación de tener que averiguar respuestas usando los computadores rápidamente se volvieron inquietas y emocionadas al descubrir lo que estaban aprendiendo y que podían hacer los mismo con sus niños y niñas. Luego, exploramos experiencias de varios de ellos, sobre ¿qué habían aprendido a hacer solos? Desde aprender a montar a caballo hasta cómo ser madre, los “profes” reconocieron el impacto de esas experiencias por haber sido motivados y logrados por ellos mismos. Eso es lo que pasa en un SOLE. Conocieron testimonios de otros embajadores SOLE de Colombia y  como premio de esta sesión de inspiración se le entregó a cada institución un Kit SOLE Colombia para que al día siguiente moderaran su primera sesión de SOLE con sus estudiantes.

Al día siguiente, muy temprano en la mañana partimos Eliana, Mario y Sanjay del equipo de SOLE Colombia para la  IE Alonso Carvajal Peralta de Chitagá,  a 1 hora de Pamplona atravesando hermosos paisajes paramunos. El SOLE se montó rápidamente en la oficina de la coordinadora académica donde había 9 portátiles y conectividad, con sillas y mesas del comedor. La profe Rosalbina Rodríguez, docente de español, valientemente se “lanzó al agua” e hizo su primera sesión de SOLE con sus estudiantes de 5 grado preguntándose ¿quién y por qué se inventó la entrevista? Aunque estaba nerviosa al principio, Rosalbina logró ver los fascinantes resultados de un SOLE en acción. Más de 30 chicos y chicas estaban profundamente enganchados leyendo sobre la invención de la entrevista en el siglo XIX y las entrevistas más importantes de la historia.

 

 

Luego de Chitagá, nos dirigimos a Cácota, un hermoso pueblo reconocido por la alfarería. En la IE Ortún Velasco, el profe Germán Mantilla llevó a sus estudiantes de tercer grado al Punto Vive Digital instalado en el colegio a responder la pregunta de ¿porqué existen los títeres? La energía inagotable de los chiquitines llenó el espacio en segundos mientras gritaban “¡ya lo encontré!” y luego se esmeraban en leer cuidadosamente y explicar lo que habían entendido. Desde videos de YouTube de marionetas hasta saber los tipos de títeres que hay, los chiquitines no cabían de la emoción cuando galardonamos a su profe Germán como embajador SOLE.

Al tiempo, Juan Pablo del equipo de SOLE Colombia visitaba el colegio La Escorial en Pamplona, donde los chicos se divirtieron buscando las respuestas a las preguntas ¿por qué debemos amar a nuestros padres? La más reciente embajadora luz Marina Botia explicó las reglas a los chicos, y los dejó solos buscando la respuesta.

En una segunda visita a la IE Nuestra Señora del Pilar en Pamplonita nos acompañaron Carolina Peña y Carmen Patricia Camacho, quienes escogieron la pregunta  ¿por qué el cielo es azúl? Pregunta que desató preguntas y preguntas acerca de otros planetas, los atardeceres, la atmósfera, los colores y nuestros ojos.

En estos dos SOLE contamos también con la compañía de Alberto Jaimes del grupo Rotario, quien de muy buen ánimo nos apoyó en todo el proceso.

 

 

Claramente esta experiencia fue conmovedora y con el apoyo de Mario y Eliana sabemos que SOLE seguirá siendo una fuerza transformadora para el aprendizaje en Norte de Santander, porque como dice Mario, “¡es el momento de romper paradigmas!” Es el momento para “refundar” la educación y con SOLE lo estamos haciendo.

Mira los testimonios de dos embajadoras SOLE contando su primera experiencia con SOLE: