Noticias

SOLE en el Punto Vive Digital de UNAL – Medellín

IMG_20151006_100730Por Pedro Organista,

En la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, también hay un Punto Vive Digital establecido por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Está abierto hace un año y su gestor es Edwin Alejandro Rivera.

Como en todos los casos que hemos visto hasta ahora, las experiencias de aprendizaje autónomo están entre las más significativas. Alejandro, como prefiere que lo llamen, recuerda cómo alrededor de los once o doce años quería usar el antiguo computador de su padre, pero estaba dañado. Con la motivación de jugar con el equipo, a pesar del temor al castigo buscó información en el computador de su hermano (aún no existía youtube) y ensayó hasta que logró arreglarlo. Hoy es especialista en gerencia de recursos informáticos.

También recuerda, pensando en aprender haciendo y por cuenta propia, que hace algunos años, no muchos, las primeras versiones del sistema operativo Windows traían juegos, como solitario y buscaminas, con la intención de que las personas se habituaran al uso del mouse.

Luego del momento de inspiración, entre las preguntas posibles para el SOLE se pensó en ¿Por qué se les dice paisas a los paisas? ¿Existe la oscuridad? ¿Existe el frío?

Partiendo del contexto académico, Alejandro inicialmente quería poner en competencia a los grupos para elegir la mejor respuesta: el mejor tendría una hora de xbox. Al plantear la pregunta de si existe la oscuridad, los asistentes, estudiantes universitarios analíticos y curiosos, se sorprendieron y contra-preguntaron sobre qué perspectiva sería abordada: la espiritual, la física o cuál otra. “Ustedes verán”, fue la respuesta del embajador, en forma y tono paisa.

Para uno de los grupos la primera fuente fue el diccionario de la Real Academia de la lengua española RAE, con lo que decidieron el enfoque de análisis: el físico. El segundo grupo inicio con un diagrama elaborado en Excel (luego cambiaron a Word) y jugaron con los matices: ¿la oscuridad es la ausencia o la presencia de algo? En la profunda discusión estaban cambiando la pregunta, por lo que recularon.IMG_2206

“Muéstreme la oscuridad”, dijo una de las asistentes a uno de sus compañeros, quien insistía en la demostración científica de la existencia de la oscuridad. En este dilema, uno de ellos optó por indagar lo que el otro grupo hacía, para planear su propio trabajo. Los dos grupos redactaron sus argumentos desde el comienzo y sorprende que acudieron a muy pocas fuentes en internet: partieron fundamentalmente de su propio saber.

De la ciencia pasaron a las emociones y los sentimientos, lo que dio lugar a las creencias y a la fe, puntos entrelazados como vistas paralelas en una red interactiva en las que nos transmitimos y reconstruimos permanentemente los conocimientos, junto con las preguntas, junto con los miedos. Allí encontramos la magia que el gestor había aprendido en aquellos años con el computador de su papá, la magia de auto-aprender, gracias al SOLE implementado por MinTIC.

“La existencia es algo que podemos ver, percibir, y si entramos en un cuarto oscuro lo percibes, ves la oscuridad, por lo tanto existe”, argumentó uno de los participantes en la conclusión. Desde la religión se planteó otra posición: “pecar es entrar en la oscuridad, por lo tanto existe”. “No puede haber tanta oscuridad como para que no haya luz, y viceversa”, fue otro de los puntos de vista. “¿El vacío en un vaso es o no existencia? … es algo enteramente subjetivo”, complemento Alejandro. Así, lo único claro fue que incluso en la ciencia hay puntos de vista, perspectivas.

Al final se plantearon preguntas complementarias, no menos relevantes:

  • ¿Existen las verdades absolutas?

  • ¿Qué es la existencia?

  • ¿Qué aplicaciones se le pueden dar a la oscuridad?

  • ¿Se requieren las demostraciones?

En esta productiva y profunda discusión interdisciplinaria la competencia fue olvidada por completo; no hubo una respuesta única ni consenso y todos ganaron una hora de xbox. Tal vez en este caso lo más diciente del proceso SOLE fue la ruptura de esquemas mentales respecto a lo que es la verdad, en la ciencia y en la vida.