Noticias

SOLE en el Kiosco Vive Digital de Abejorral

Por Pedro Organista

Para llegar a Abejorral, desde Sonsón, primero se va a la Ceja, a dos horas de camino. Desde la Ceja hay otras dos horas de recorrido en flota. Cuando los colonizadores llegaron a este municipio, en los límites con Caldas, pensaban llamarlo Mesenia, pero al ser víctimas de los abejorros se decidió su nombre.

Estando en la cabecera municipal partimoIMG_1708s hacia la vereda Purima, pasando antes por la vereda Granadillo, en un recorrido de unos 40 minutos. Los vehículos llegaron hasta el centro de la vereda. Luego, acompañados de dos niños, nuestros guías, caminamos diez minutos por la trocha que han formado los pasos de los estudiantes. En la cima de la montaña encontramos el Centro Educativo Rural Purima.

Allí nos reunimos con las docentes Diana María Ríos, Luz Marina Usma, Alba Lucía Rincón, y con Carolina Bedoya, la gestora del Kiosco Vive Digital. Con atención reflexiva vieron el video de Sugatra Mitra. Con el video de SOLE Colombia y los niños de Caldas se sintieron más cercanas al proyecto. Fue pensando en lo que han aprendido por cuenta propia cuando logramos mayor sintonía. Los ejemplos fueron clave. Desde ese momento todo fluyó, en una conversación amena, llena de risas e intercambios. La motivación y expectativa por la utilidad del proyecto fue patente.IMG_1741

La pregunta elegida, a partir del eclipse de Luna de la noche anterior, fue ¿Qué consecuencias trae el eclipse de Luna en los seres vivos?

El ambiente de libertad en la cima de la montaña fue alimento para la creatividad de los 23 niños participantes. La actitud afable y proactiva de Carolina, la gestora encargada de iniciar el SOLE (proyecto implementado por el Ministerio de las TIC y la Fundación SOLE Colombia), armonizó con la contagiosa alegría de los niños.

Una regla adicional, propuesta por un divertido niño, cambio la presentación: mientras uno hablaba, el resto del equipo bailaba tras él. Los mitos rurales, los problemas psiquiátricos, los  problemas de salud derivados y las afectaciones en las plantas fueron algunos de los temas relatados por los niños mediante impresionantes coplas, canciones y rimas.

Para finalizar hicieron un juego: se organizaron en círculo alrededor de un niño con ojos cubiertos. Quien era tocado por ese niño debía responder sendas preguntas, tales como: ¿Qué es un eclipse solar?, ¿en qué año se volverá a presentar?, ¿qué daños puede causar un eclipse?

Sorprendentemente, el grupo tuvo respuestas para todas las preguntas, con tan solo 20 minutos de indagación.IMG_1796

Entre los testimonios de los niños, podemos mencionar:

  • “aprendimos muchas cosas más; si hubiéramos sabido antes no habíamos mirado tanto La Luna”.
  • “Nos divertimos buscando nuestra propia información, sin depender de otros”
  • “Aprende uno a ser más organizado”.
  • La capitana tuvo un excelente manejo del grupo y de la información. Con toda propiedad anotó: “eso forja un aprendizaje significativo”.
  • No fue menos emocionante lo que dijo la nueva embajadora: “El SOLE es un espacio donde ellos aprende a su manera”.

 

IMG_20151005_225357En la discusión encontraron que los eclipses causan trastornos en todos los seres vivos. Mientras algunos opinaban que los eclipses causan mala suerte, otros argumentaban que no se trata de mala suerte sino de “cambios cerebrales que pueden afectar la conducta”: en este tipo de escenarios podemos decir, desde las evidencias, que hay conocimiento en construcción.