Noticias

SOLE en Pacurita – Chocó

Por Pedro Organista

A 30 minutos de recorrido desde el centro de Quibdó, viajando en mototaxi, encontramos el corregimiento de Pacurita. En medio de un camino sin pavimentar nos adentramos en la cultura oral chocoana, guiados por Leyder, el conductor. Así sabemos que “Choco es una chimba”, igual que “es una chimba agarrar por el río en la champa, desde el malecón”, y también “es una chimba una cachama con chicharrones, bien chimba”. Y del progreso “sisas primo, aquí no hay, y si lo hay no lo he visto… ¿ya me entiende?¿Hablé claro?”. IMG_20151008_112632

En estos caminos, como visitantes somos extraños, y Leyder nos ayuda a entenderlo. Nos miran pensando “¿estas pintas qué?, ¿estos menes qué?” Aquí, nos explican, si no eres negro eres paisa, y si eres paisa puedes ser un aprovechado.

Está distancia desapareció cuando Yeili, la gestora de del KVD de Pacurita del Ministerio TIC, una hermosa negra, alta y elegante, abrió la puerta sorprendiéndonos con su sonrisa y amable bienvenida. Una vez dentro del KVD la frescura de los chocoanos llenó el ambiente. La visita no  estaba programada porque no nos habían respondido las llamadas: la señal telefónica solo llega en un punto específico de pueblo, a unos 2 metros del borde de la parte frontal de la escuela. Adicionalmente, se cambió la gestora y Yeili lleva tal solo un mes en el cargo.

Estos inconvenientes fueron superados porque la gestora dispuso de inmediato de su tiempo y del KVD para realizar la actividad. Rápidamente se hizo la convocatoria y en pocos minutos contamos con 22 niños sentados en un espacio de unos 12 metros cuadrados, alrededor de los 3 computadores que tenían conexión, de los cuales solo dos funcionaron. La pregunta elegida por Yeili muestra un problema común de la zona: ¿Por qué se inundan los pueblos?IMG_20151008_115711

Como producto de la actividad los niños concluyeron que en los ríos y las quebradas se echa basura y se salen. Además de las respuestas, hubo otros hechos relevantes. En la relación de la capitana Rocío con el resto del grupo se encontraron muestras patentes de la idiosincrasia de nuestro país y de las formas que puede tener la creatividad. Cuando Rocío inquirió a un niño por usar el computador para jugar, no prestarlo y no tener respuesta a la pregunta, el niño respondió: “lo que pasa es que a mí no me salió el resumen”. No obstante, el control del grupo permitió que ese mismo niño siguiera la búsqueda después del tiempo previsto, que encontrara información complementaria y que incluso quisiera continuar la actividad: “segunda pregunta que estoy que me contesto”.

Chocó vive en otro tiempo, en un tiempo musical, de compases fuertes, de movimientos rítmicos constantes naturales, espontáneos, incluso independientes de la música. Los chocoanos llevan la música adentro, y oyen varias canciones a la vez. Ellos nos enseñan otras formas de oír; si somos sordos a estas voces no podremos acercarnos a ellos.