Noticias

SOLE en Montes de María – El Bullerengue

“El bullerengue es un ritmo lleno de energía  y fuerza vital

IMG_2236en el que siempre están presentes  los tambores, cantos y palmas”

Corporación Cultural Afrocolombiana

“Son de tambó” María la Baja – Bolívar Colombia

¿Por qué en mi pueblo, nos gusta tanto el Bullerengue?

Qué tiene el tambó , que hace que mi cadera se mueva olvidando todo dolor, y de dónde viene este lenguaje profundo de resistencia, golpeteo, sensualidad y presencia. Esas eran las preguntas que rondaban mi cabeza, cuando la moto entro en el verde selvático de la selva húmeda de la vereda de Colú en María la Baja, Bolívar. Todo tenía un aroma a vivo, y los pájaros cantaban bajo la torrencial lluvia.

 Entre gallinas y gallos , charcos y barro, de una pequeña escuela sale Ana Milena. Con ojos achinados y sonrisa dulce nos recibe. A pesar de que venimos empapadas de lluvia, de tambó y de selva; su cariño inmediatamente nos seca.

 Ana Milena es una emprendedora, a sus 21 años es madre, hija, dueña de su negocio y gestora del kiosco vive digital que maneja gracias al Ministerio de las TIC. Nos recibe con cantos gallo, verde por todos lados y risas de niños y niñas. El aire es espeso pero cargado de oxigeno.

 Milena recibe todas las ideas de SOLE como si ya estuvieran en ella desde los ancestros. Coincide profundamente con Sugata Mitra en la idea de que es la curiosidad propia y la motivación, el camino a un aprendizaje sólido. Esto lo evidencia, su historia de vida como emprendedora; experimentando con el mundo de las recetas para su tienda hasta dar con el punto perfecto… la experta de los dulces casetos de la vereda.

 IMG_2392

Ana Milena también es bailadora. El bullerengue, ha determinado su mirada de mundo, su cadera, su estructura mental, sus afectos: abiertos, generosos y universales. Así que piensa de inmediato que SOLE es una gran estrategia para propiciar el espacio de investigación propia y fortalecimiento del conocimiento comunitario. Así, propone una gran pregunta, qué es la misma que ronda desde hace siglos a los montes de María: ¿Por qué en mi pueblo, nos gusta tanto el Bullerengue?…Que es en ultima preguntar ¿Quiénes somos? ¿De qué tejidos secretos y sonidos estamos hechos?

 Al SOLE llegan masivamente niños de alrededor de 8 años, como el espacio es pequeño, Milena decide que habrá un número limitado de participantes. Sin embargo, a lo largo de todo el SOLE, tuvimos ingeniosos participantes desde las ventanas, que intervenían entusiastas. También búsquedas eclécticas que oscilaban de Wikipedia a Facebook.

 Así como el tambor, los participantes fueron sonoros, con un ritmo a veces frenético, pero muy presentes. La actividad en el kiosco, fue por un momento LA ACTIVIDAD de la vereda. Todos querían aportar. Y sentir que su canto, también tejía la multiplicidad de los cantos. Los niños subían por las rejas, todos gritaban curiosos, nos abrumábamos disfrutando, del flujo de las informaciones en el caos.

Al finalizar, la respuesta fue contundente: Amamos el bullerengue porque es gozo.  Y así, es como nosotras aprendimos la profundidad con la cual los niños de María la Baja, viven el verbo gozar.

Y para gozar hay que permitir, permitir la vida, el tambó, y la curiosidad.

Permitir el aprendizaje, como el bullerengue.