Noticias

SOLE en la Vereda El Trébol, Chinchiná, Caldas!

La vereda El Trébol, en Chinchiná, queda en lo alto de un filo de montaña, desde donde cae café para todos lados. En esta región de Colombia las veredas son muy pobladas, existe lo que se conoce como, centros poblados: pubelitos chiquitos que reúnen a varias casas, al colegio, la escuela, algunos negocios, y en este caso, una subestación de policía.

Llegamos por la mañana a la escuela, bonita al fondo de una callecita destapada, su entrada una cancha de microfutbol. Atravesándola con cuidado para no ganarnos un golpe de balón, llegamos al patio interior, colorido, lleno de movimiento, los niños corrían por todos lados.

Llegó a recibirnos Estefanía Quintero Díaz, con su casco de moto en la mano, esta joven de 18 años es la gestora del Kiosko Vive Digital de El Trébol. Se graduó a los 16 años del colegio, e inmediatamente inició un curso técnico en el Sena. Cuando el rector del colegio la llamó y le propuso ser la gestora del kiosko, le encantó la idea.

El salón, muy acogedor, contiene varios escritorios, en forma de trapecio, propios de la Escuela Nueva. Dispusimos dos de ellos para formar un hexágono, y arrancamos a trabajar la fase de inspiración SOLE!! Realizamos con Estefanía el taller de storytelling, para indagar sobre una historia de su vida en la cual aprendió sola a hacer algo. Inmediatamente se le vino a la mente cuando empezó a montar en bicicleta. En estas historias son muy importantes tres momentos, que se relacionan con la metodología de SOLE: el momento de inspiración, ese instante en el que la curiosidad le gana a todo, que enciende las ganas de indagar, de buscar, de aprender; la fase cuando hay dificultades, cuando hay que trabajar y no dejarse vencer para aprender, aveces hay caídas, como la que sufrió Estefanía aprendiendo a rodar en su bicicleta, pero si se vence este momento, llega el tercer momento; el del aprendizaje, cuando se logra, cuando se acuña ese tesoro por el cual se luchó, y este conocimiento que se adquiere, queda grabado, y ya no se olvida.

Luego realizamos el taller de ¿Cómo te lo sueñas? Y ahí la visión que tiene Estefanía de su kiosko es un lugar de aprendizaje. Un lugar donde tanto jóvenes como viejos puedan llegar a aprender, a compartir, a salir sabiendo más de lo que sabían cuando entraron.

Nos contaba que tenía problemas constantes con el Internet, ya que este prácticamente solo funcionaba bien los sábados. Dice que esto se debe a que están configurando algo en algún lado, y que le han dicho que cuando esto suceda, tendrá mejor Internet.

Los niños de la escuela, llenos de curiosidad, se asomaban a la puerta del Kiosko, querían que la sesión arrancara. Mientras terminamos de instalar los elementos del kit SOLE, y de realizar la transferencia metodológica con nuestra nueva embajadora SOLE, entraban a ver lo que pasaba.

Llegó el recreo, ya estaba todo instalado, debíamos esperar a que terminara para arrancar la primera sesión en El Trebol. Unos niños llegaron al salón y empezaron a contarnos acerca de esas cosas que siempre han querido saber, y aún no las saben: ¿ Porqué el solo solo aparece de noche? ¿ Por qué las nubes no se caén? ¿ Quién se inventó los computadores? ¿ Porqué las orejas son arrugadas? ¿ Por qué aveces llueve? ¿ Por qué truenan los rayos? Existe mucha curiosidad en esta vereda!!! Estaban muy ansiosos, y aprovechamos para meditar un rato con ellos. Siguiendo la respiración unos pocos minutos, se encontraban más tranquilos, sorprendidos por ese juego tan rápido y sencillo que los hacía sentir tan bien!

Depsués del recreo entraron los niños y niñas al salón. Se inscribieron pintando sus peinados sobre el formato de comunidad SOLE, y se hicieron en círculo para escuchar a la embajadora. El salón estaba organizando haciendo uso de los escritorios tipo Escuela Nueva, y encontramos que funcionan muy bién para estas sesiones! Se arman hexágonos, y se ponen dos computadores lomo a lomo. En cada lado del hexágono se hace un grupo, es decir que por hexágono hay dos grupos. Esto, nos dimos cuenta durante la sesión, favorece el intercambio de información entre los grupos.

Escogieron a la capitana, una niña que se llama Manuela, una muy buena líder que en segundos organizó los grupos. Corría por todo el salón atendiendo a las solicitudes de los niños, que la llamaban constantemente para hacerle preguntas.

La gran pregunta les fascinó: ¿ Por qué el café se llama café? Si la planta es verde, y su fruto es rojo, por qué le pusieron ese nombre?

El Internet funcionó bastante bien, Pudimos observar la diferencia entre las sesiones en las que existe una conexión aceptable, y otras en las que es mínima. Así podían hacer varias preguntas por sesión, podían indagar más cuando obtenían respuestas, podían iterar la formulación de preguntas, y profundizar en su investigación!!

La existencia de solo un juego de marcadores también incentiva el intercambio. Al estar dibujando las carteleras y necesitar otros colores, circulan por el salón compartiendo colores, y conocimiento.

A lo último habían fabricado unas carteleras hermosas. Pudimos ver que tres grupos habían escogido la misma fuente para responder la gran pregunta, pero lo que habían encontrado no satisfacía la curiosidad del resto. Aún no sabían por qué el café se llama café. El último grupo en presentar aclaró la respuesta para todo el mundo. Pudieron darse cuenta de la importancia de indagar con más profundidad. De estar revisando si lo que están respondiendo en efecto resuelve el interrogante. Cuando llegó la respuesta final, y todos la aceptaron, quedó claro que podían buscar mejor!!

A lo último, obtuvimos preguntas para más SOLEs, adicionales a las que inicialmente habían expuesto los niños durante el recreo: ¿Cómo se crearon los ladrillos? ¿ Cómo diseñaron los computadores? ¿ Por qué existen las frutas? ¿ Por qué el sol sale de día, y no de noche? ¿ Por qué las gallinas no vuelan?

La embajadora anunció el próximo SOLE, que se realizará el próximo viernes 14 a la 1 p.m.

Los niños, contentos, salieron habiendo experimentado construcción colectiva de conocimiento. Este es un proceso que no es inmediato. De el caos aparente va resultando cierto orden, que se manifiesta en nuevos interrogantes, y en una transformación en la forma cómo apropian y circulan la información.