Noticias

SOLE en Kiosco Vive Digital Vereda del Volcán

IMG_1809

Por Christian Godoy

 

Dicen que la educación es un derecho, y que algunos estudiantes no quieren hacer uso de ella. Sin embargo, en la vereda del Volcán, en el municipio de Abejorral, los niños solo pueden hacer válido este derecho caminando de 40 minutos a 1 hora, en plena trocha cuesta arriba, desde la vereda de Granadillo, a unos 40 minutos en camioneta de la cabecera municipal de Purima. Estábamos dispuestos a asumir el mismo reto que enfrentan los niños, caminando hasta la institución, pero eso no sucedió ya que nuestro salvador, Henry, nos apoyó en nuestra travesía desde el Granadillo hasta el Volcán. Es así como Henry, quien vive de recoger el café, pero también transporta personas de una vereda a otra, hizo que nuestro viaje pasara de 2 horas a pies a tan solo 15 minutos.

No se sabe por qué la vereda el Volcán se llama así, pero si sabemos que son cálidos con los visitantes, como lo demostró el recibimiento de nuestra futura y expectante embajadora. Erika, acompañada siempre de su fiel corcel, a quien bautizó como “La Nena”, un hermoso burro, con radiante pelaje dorado y su pieza de montadura de color fucsia, que le facilita el transporte para poder brindar una experiencia diferente a los niños del Centro educativo Rural Dr. Felix Garcia R.IMG_1828

No dudamos ni un segundo que Erika y las profesoras apropiarán SOLE, el programa del Ministerio TIC y la Fundación SOLE Colombia, en este lugar lleno de comida deliciosa, caras sonrientes, amabilidad inigualable y sueños por realizar.

Al final de la experiencia vemos a Erika cabalgando su corcel. Nosotros nos quedamos esperanzados en que Henry, nuestro cafetero motorizado, nos retornará a Granadillo, donde finalmente nos aventuraremos en el camión escalera (una especie de chiva) para darnos la oportunidad de saber en carne propia lo que Indiana Jones experimentaba en sus míticas travesías, sosteniéndonos de donde podíamos, sin cinturones de seguridad ni arneses a más de 50km, recibiendo las suaves caricias de las ramas rígidas, y viendo al horizonte como nos alejemos de un lugar que a pesar de estar en una localización remota, puede estar lleno de esperanza y sueños. Yo sigo soñando con los paisajes, los viajes y los SOLES.

IMG_20150929_161001