Noticias

SOLE en el Kiosco Vive Digital de Andes

Por Christian Godoy

Quién iba a pensar que un viaje de 3 horas en carromoto fuese más placentero que viajar en flota o vehículo particular. Fue ese el tiempo que tardamos de Támesis al municipio de Andes, en Antioquia, con un paisaje diverso entre plantas, cultivos de café, plátano, naranja y carreteras destapadas. Este panorama lo hacía más interesante, puesto que no tienes ni cinturón de seguridad ni airbags, y fácilmente tu vehículo de tres ruedas puede voltearse por dar una curva o esquivar una ardilla, como nos pasó, solo que sin volcarnos; es algo que vale la pena vivir, en cambio de viajar en una flota y que tu única aventura sea sostener una bolsa para evitar ensuciar el bus devolviendo el almuerzo que acabas de comer.PANO_20151005_121737706

La población de Andes se encuentra en la ribera del río San Juan, que desemboca en el río Cauca, en la intersección entre las poblaciones de Ciudad Bolívar, Bolombolo y Andes. A pesar de que la plaza central sigue siendo eje de actividad social y cultural, la idea de pueblo se comienza a desdibujar. Así lo sentimos cuando las cuatro fuentes de sonido, provenientes de diferentes negocios en competencia, opacaban el concierto de jazz en vivo que se ofrecía frente a la imponente iglesia. Andes luce como una ciudad.

Aproximadamente a 500 m cuesta arriba de la sede de bachillerato del Colegio San Bartolo, en la vereda San Bartolo, llegando a la cima de la montaña, se avista una iglesia que acompaña a nuestro oasis tecnológico. Un tapete cubierto de café secándose al sol nos recibe y conocemos finalmente a nuestra amable embajadora, Yessica Orrego, quien vive cerca del Kiosco Vive Digital del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; además de ser la gestora atiende la panadería comunitaria con otras personas, fruto de una capacitación que se hace en el KVD, ofrecida por el SENA.IMG_2152

Viendo como otros gozan de la habilidad de tocar un instrumento, Yessica despertó su curiosidad por la guitarra; es así como se motivó a aprender a tocarla… el aprendizaje emergió primero tomando clases, y después ya viendo videos, las letras y notas de sus canciones favoritas, las baladas. Es un perfecto ejemplo de cómo aprendemos por cuenta propia.

El SOLE dio lugar a una pregunta que involucra varios elementos de la comunidad. ¿Recuerdan el paisaje de café y la panadería comunitaria?, pues de allí surgió la pregunta sobre si se puede hacer pan de café. Más que la respuesta, fueron las dinámicas de los grupos lo más significativo ya que con la implementación del SOLE por parte del Ministerio de las TIC y la Fundación SOLE Colombia, así como la motivación de la comunidad, vemos cómo con SOLE transformamos el país. Por ejemplo, el hecho de que sin que se les diera la instrucción, apenas encontraron la respuesta fueron y la anotaron en la cartelera de respuestas nos pareció muy diciente. Al capitán se le desconfiguró el teclado del computador, y al ver que no lo podía solucionar, mientras la embajadora sólo participaba como “abuelita” en el SOLE, arrancó con su equipo y se los llevó a otro computador que no se estaba usando, y listo, problema solucionado. Fue interesante ver como se repetía esta dinámica durante el SOLE: un problema, una solución; otro problema, otra solución… y así fue todo el SOLE.

IMG_2166