Noticias

SOLE Colombia en Boyacá

El martes 10 de noviembre salimos a las 5:30 de la mañana de Bogotá, con destino a Tunja, capital del departamento de Boyacá. Nuestra cita era en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia con Fredy Mesa, coordinador Ondas del departamento. Apenas llegamos a la universidad nos enteramos que era el día sin carro, un ambiente muy agradable con grupos de música, en medio un día soleado, marco el inicio de nuestro día.

IMG_2693

Junto con Fredy, Milena, Mauricio, Elkin, Nancy y Sara, nos reunimos en una pequeña sala de la biblioteca para dar inicio al taller. Todos se mostraban con una alta expectativa sobre lo que era SOLE, y en todo momento atentos, a pesar de la sobredosis de información, una frase les quedo rondando, ¡Hacer un SOLE es muy fácil!

 

Al día siguiente fuimos a dos colegios, el Colegio Salesiano de Tunja y el Colegio Silvino Rodríguez. Durante la primera sesión en el Salesiano nos acompañaron siete profesores de diferentes áreas como filosofía, educación física y robótica. Milena y Mauricio iniciaron con mucho entusiasmo, este no parecía ser el primer SOLE que hacían, se notó que el día anterior había sido muy importante para ellos.

vlcsnap-2015-11-12-21h17m39s128

La reacción de los profesores fue muy positiva, discutieron sobre la necesidad de generar cambios en las aulas para motivar a los alumnos a aprender de una manera agradable. Nuestros exploradores siguieron el paso a paso de manera impecable, además se les ocurrió proponer en el taller de la gran pregunta realizar un pequeño SOLE, con preguntas que ellos mismos habían llevado para que los profesores escogieran. Con este cierre fue muy claro para todos lo que era SOLE, y se sintieron muy motivados a replicar esta experiencia a través de sus materias.

 

Después de un corto descanso comenzó la segunda sesión. Doce jóvenes de 14 a 15 años llegaron dispuestos a realizar la actividad. En esta ocasión dos de los profesores tomaron el mando de ser los embajadores, entre los dos dieron inicio a la sesión, apoyándose para desarrollar el SOLE tal como Milena y Mauricio ya lo habían explicado. Después de una breve introducción, Los profesores propusieron la gran pregunta: ¿Se puede aprender a través de los videojuegos? Esta pregunta sorprendió a todos los participantes, y de inmediato cada grupo comenzó a buscar.

westudi

El tiempo voló, y llegó la hora de la retroalimentación. Cada grupo expuso sus ideas acerca de la gran pregunta, en general todos estuvieron de acuerdo en que si se pueden aprender muchas cosas a través de los video juegos, el caso más común es el de aprender un idioma como el ingles, simplemente escuchando y jugando, era posible aprender un idioma.

 

Al final Mauricio y Milena nombraron a dos nuevos embajadores de SOLE en Colombia. Ellos se dieron cuenta que si era fácil hacer el SOLE, que la clave de todo es  vencer el miedo de hacerlo la primera vez, y que a partir de ese momento es cuando este experimento se empieza a disfrutar.

 

En el Colegio Silvino Rodríguez también tuvimos una sesión muy interesante. La Embajadora, la profesora de sociales Claudia Monroy desde el principio se mostró muy emocionada de conocer acerca de SOLE, tanto así, que su hermana, otra profesora pero de Tuta, nos acompañó también como asistente. El colegio queda hacia las afueras de Tunja, en un lugar que evoca paisajes de páramo y el frio que gracias al sol no se siente en los huesos. Los profes estaban muy animados, al final asistieron cerca de 10 profesores que estuvieron entrando y saliendo puesto que como ya es el final de año están bastante ocupados con sus labores.aasdfasdf

 

Los exploradores que manejaron la sesión, Elkin y Sara, hicieron un excelente trabajo. Desde el principio sabían claramente qué íbamos a hacer y tuvieron todos los materiales y la disposición para motivar a los profes a hacer parte de esta comunidad. El ejercicio del “¿Qué aprendiste a hacer solo?” fue muy chévere, todos los profes recordaron que efectivamente sí habían aprendido a hacer cosas solos y que esas cosas se aprenden de por vida.

 

Hacia el final se planteo la Gran Pregunta que se haría en el SOLE con los chicos de 14 a 16 años que asistieron a la metodología. La pregunta fue “¿El tiempo existe?”. La profesora Claudia pensó que esta pregunta sería muy interesante para ellos, ya que los invita a reflexionar acerca de sus vidas y lo que están haciendo. Los chicos nos dieron respuestas fabulosas, todos desde sus perspectivas, y todos con mucha emoción de investigar algo nuevo y por su propia cuenta.

 

estudiantesTerminamos la sesión y fuimos a almorzar probablemente al último Pizza Nostra que queda en el país, reflexionando que en realidad la comunidad se construye cada día más, y que con la buena energía de nuestros embajadores y exploradores seguiremos creciendo y cambiando la educación.

 

Muchas gracias a todos los que hicieron esta experiencia posible. Esperamos volver pronto y trabajar cara a cara con ustedes, apostándole al futuro de la educación.