Noticias

Mi experiencia inicial con SOLE

Por Pedro Organista:

Al pensar en SOLE la primera imagen en mi mente es la de los niños sonrientes, divirtiéndose mientras buscan información en internet, leen, charlan al respecto y se sienten libres; juegan casi sin reparar en que están aprendiendo. Esto marca una distancia significativa con respecto a las prácticas usuales de aula, en las que la transmisión de información sigue siendo el derrotero.IMG_2166

En los docentes, en general, encontramos el mismo tipo de respuestas: sorpresa, risas, juego, interés y aprendizaje. En el ambiente educativo se ha escuchado mucho sobre las metodologías activas y el aprendizaje significativo, pero sigue habiendo una gran brecha entre los conceptos que pululan en el ambiente y las prácticas académicas diarias. Ese es uno de los grandes aportes de SOLE a la educación: el poner en la práctica y al acceso de todos, a través de una estrategia didáctica simple, los planteamientos sobre procesos de aprendizaje basados en la motivación, la libertad, la autoorganización y el aprendizaje cooperativo y situado en contexto a partir de preguntas.

Estos meses de talleres SOLE, marcados por la diversidad en culturas, contextos, edades, recursos y motivaciones, han sido un productivo laboratorio para poner a prueba hipótesis en el camino de fortalecer una estrategia de trabajo que genere nuevas realidades en la educación, y en la vida de quienes en ella se involucran.

Justamente, pensando en el futuro de SOLE, a partir de este fructífero tiempo de intervención inicial se abren múltiples vías para continuar el proceso, entre las que quiero resaltar algunas:

 

1Relación de SOLE con los docentes y la comunidad: hemos encontrado eco y respuestas favorables en los gestores y administradores de los KVD y de los PVD visitados. Desde su saber y competencia, en mayor medida orientado a lo técnico, han sido receptores de una propuesta que claramente puede enriquecer y facilitar el aprendizaje. No obstante, si se trata de potenciar el uso y utilidad de la propuesta, logrando que se use ampliamente en los diferentes contextos de aprendizaje mediado por las TIC, es necesario vincular de manera más activa a los directamente encargados de la responsabilidad de educar: los docentes y los diferentes miembros de las comunidades deben participar en la fase de inspiración. Hemos visto que en los talleres en los que se ha contado con un grupo amplio de docentes se despierta mayor interés en aplicar la didáctica de manera conjunta. Justamente ese puede ser un elemento clave en los siguientes pasos del proyecto: buscar que SOLE haga parte del trabajo institucional a través de su incorporación en el planeamiento curricular y en función de objetivos conjuntos dentro de cada comunidad de aprendizaje. Como bien hemos pregonado, el trabajo conjunto tiene características que lo potencian con respecto al trabajo individual.

 

2Relación entre la teoría y la práctica: es indispensable poner en práctica las propuestas, probarlas en campo y observar lo que con ellas pasa en las diferentes circunstancias. Este proceder ha generado un rico arsenal de experiencias y conocimientos que nos satisfacen, nos motivan y nos impulsan a continuar. De manera complementaria a esta vía inductiva, es pertinente iniciar una exploración deductiva que nos permita reconocer el conocimiento previo existente sobre cómo las preguntas, el trabajo conjunto, el aprender haciendo y la autoorganización pueden cambiar la educación. En esta ruta, miles de investigadores han aportado argumentos y propuestas que pueden ilustrar y complementar el trabajo. Entre estas iniciativas cabe mencionar el aprendizaje basado en problemas, el aprendizaje basado en proyectos de investigación, el aprendizaje experiencial, los modelos de cambio conceptual, las propuestas metacognitivas, los diferentes modelos de filosofía para niños, el proyecto zero y el proyecto de pequeños científicos. La relación armónica entre la teoría y la práctica enriquecerá y fortalecerá la propuesta SOLE, particularmente en cuatro tópicos: 1) el planteamiento de una propuesta formativa que dé continuidad al proceso de sensibilización iniciado con los talleres, de manera que se siga, acompañe, fortalezca, potencie y vehiculice el cambio de las estrategias de aprendizaje en términos actitudinales, procedimentales y conceptuales; 2) la construcción de una propuesta de mediación del aprendizaje en la que se comprenda la adquisición de habilidades de autorregulación como un proceso de construcción progresiva; 3) la reflexión sobre las formas en las que los problemas y las preguntas pueden ser construidos y retomados en la didáctica, y 4) la vinculación de los talleres SOLE en proyectos personales, educativos y comunitarios que constituyan procesos de capacitación y formación a largo plazo.

 

3Investigación: de manera complementaria, para probar las hipótesis de trabajo se hace necesario iniciar una línea de investigación con varias preguntas, para que de manera sistemática se establezcan, con claridad y validez metodológica, inferencias e ideas para desarrollar la propuesta SOLE (a partir de técnicas cualitativas y cuantitativas). En este sentido, pueden implementarse proyectos con diferentes objetivos y metodologías pero dentro de una misma línea de investigación. Entre los tipos de estudios pertinentes pueden plantearse inicialmente estudios basados en grupos focales para organizar de manera sistemática y validar el conocimiento ya adquirido en la práctica. Estos grupos focales pueden aportar información relevante para iniciar estudios descriptivos con los que caracterizar la población, la propuesta, su implementación e impacto. Adicionalmente, sería útil contar con estudios correlaciónales que muestren las bondades de SOLE frente a otro tipo de propuestas educativas. No menos importante sería conocer en profundidad lo que ocurre (en términos motivacionales, conductuales, cognitivos y sociales) con las personas cuando usan regularmente la propuesta SOLE; este desarrollo podría ser indagado a través de técnicas microgenéticas. Por último, es importante iniciar estudios experimentales que permitan probar hipótesis, cambios y diferentes estrategias, en diversos dominios de conocimiento, de manera que se cuente con evidencias comprobadas que guíen y justifiquen el avance de la propuesta SOLE.

 

Los sistemas autorregulados, por definición, reflexionan, toman conciencia, planean, monitorean, cambian, evolucionan, crecen, aprenden y se evalúan, en un ciclo permanente, inacabado: eso esperamos de SOLE. Como proyecto, apuesta y sueño, SOLE puede ayudarnos a aprender a aprender.