La Comunidad SOLE Colombia

0

Donate here | Dona aquí

Por Maryam Tertel

Poco a poco van apareciendo las distintas caras en la pantalla, algunas ya conocidas y otras nuevas, todos nos saludamos y comienza una conversación virtual entre distintas personas que hacen parte de la Comunidad SOLE Colombia. Así empieza un nuevo “Recarga tu SOLE”, espacio virtual en el que embajadores SOLE y otros participantes, pueden conectarse con otras personas que hacen parte de SOLE en distintas regiones de Colombia.

Esta vez vemos a los chicos del colegio Sagrado Corazón de Jesús en Turbaco contar sobre su primera experiencia con un SOLE conectado con la Comunidad Educativa Yaxunah en México. La profe Maria Bernarda, y embajadora SOLE, los motiva a acercarse a la cámara, pero no intercede más allá, dejando que sean ellos mismos quienes compartan lo que aprendieron a partir de una conexión que sólo ha sido posible gracias al internet. Necesitaron 3 sesiones juntos para poder encontrar la Gran Pregunta ¿Qué pasaría con la tierra si la luna no existiera?, investigar y socializar lo que aprendieron, lo cual los motivó aún más a seguir haciendo SOLE y a conectarse con otros países y otras realidades.

Al ver la motivación de los chicos, Jorge Helmer, bibliotecario en la Biblioteca Pública Rural en Chinchiná, Caldas, comenta con emoción cómo lo ha impactado conocer esta experiencia y tener la oportunidad de ver y escuchar a los mismos estudiantes hablando de su aprendizaje.

Una experiencia parecida la vivieron estudiantes de primer grado de la profe Yina Fernández en Magangué, quien no pudo conectarse a la videollamada, pero comparte en el grupo de Whatsapp de la Comunidad SOLE lo que fue el encuentro virtual entre sus estudiantes y otros chicos del mismo grado en una escuela en México.

Por otro lado, Elainer nos cuenta cómo a partir de SOLE, los jóvenes Wayuu en el Parque de Flora y Fauna Los Flamencos en La Guajira han aprendido a hacer animaciones para contar las historias que los abuelos de la comunidad les han transmitido, y cómo esto les ha generado un nuevo sentimiento de pertenencia hacia su territorio.

También hay otros embajadores que empezaron hace poco a hacer SOLE por interés propio. Leonardo Ruvituso es uno de ellos, quien comparte con otros embajadores durante el “Recarga tu SOLE” como él, siendo voluntario en el Colegio Maestro La Sierra en Medellín, comenzó a hacer SOLE con estudiantes de Bachillerato, logrando motivar y despertar el interés de los chicos y los profes del colegio.

 

Así de diversos como son los embajadores SOLE en cada uno de sus regiones, así de variadas son las historias que cada uno tiene para contar. Profes, administradores de Kioscos y Puntos Vive Digital, bibliotecarios, líderes comunitarios y otros voluntarios, han aprovechado SOLE para, junto a sus comunidades y grupos, resolver sus propios retos. Aunque muchos aprovechan los espacios de conexión de la Comunidad SOLE para compartir sus historias inspiradoras, otros también han usado estos espacios de encuentro para habar sobre los grandes retos a los que se han enfrentado al hacer SOLE. Para Ignacio, profe de un colegio en Bucaramanga, ha sido difícil trabajar en un entorno poco dado a explorar nuevas formas de aprendizaje. A partir del contacto con otras personas que hacen SOLE en otras regiones del país, ha encontrado una nueva motivación. También Pegui del Carmen en el Medio Baudó en el Chocó, comenta que por falta electricidad en el colegio, no han podido tener acceso a internet. A pesar de esto, el estar conectada con la Comunidad SOLE le ha dado la motivación para seguir y busca la manera de generar un mejor espacio de aprendizaje auto-organizado para sus chicos a partir de las herramientas que tiene a la mano.

Así hemos ido descubriendo que la Comunidad SOLE se va formando y transformando a partir de las experiencias que cada embajador SOLE y cada participante comparte. Aprendizajes con SOLE, pero también pedacitos de las propias realidades que cada uno vive en su día a día. Hemos entendido que aunque no siempre es fácil la conexión, el estar conectados por medio de espacios virtuales, aprovechando las herramientas que tenemos, se va fortaleciendo la Comunidad y vamos generando un vínculo que más allá de simplemente reunir a los embajadores SOLE, se ha convertido en un espacio de aprendizaje que construimos de forma colectiva con cada nuevo intercambio, con cada nueva experiencia y cada nueva historia contada y por contar.

Te invitamos a sumarte a nuestro movimiento apoyando a educadores en zonas rurales a convertirse en embajadores SOLE