Hace 4 años estuvimos por primera vez llevando SOLE al departamento de Santander por medio del programa Ondas de Colciencias, el Ministerio de las TIC y el Ministerio de Cultura. Llegamos a distintos Puntos y Kioscos Vive Digital, Bibliotecas Públicas y colegios, como el Gimnasio Aldebarán en Floridablanca, un colegio diferente y divertido, en donde los profes y chicos recibieron SOLE con mucha alegría y donde desde el principio han sido muy activos compartiendo con el mundo sus aprendizajes, como en este primer video hecho por estudiantes del colegio:

En los últimos 4 años hemos descubierto nuevas historias y aprendido de las experiencias SOLE en todo el país. También en el Gimnasio Aldebarán han visto cómo SOLE ha ayudado a que diversos grupos de estudiantes puedan aprender de forma inclusiva. Especialmente ha sido importante para que chicos con distintos tipos de discapacidad puedan aprender y disfrutar juntos, como nos cuenta Adriana Jiménez, directora del colegio. Es por esto que se han puesto en la tarea de motivar a los nuevos profes a que conozcan SOLE y lo puedan usar con sus estudiantes.

Conversando hace unos meses con Adriana Jiménez, nació la idea de un encuentro SOLE en el colegio, en donde pudiéramos compartir experiencias y contarle a otros profes del colegio y de la región, sobre lo que hemos aprendido a partir de los ambientes de aprendizaje auto-organizado.

Aprovechando nuestro paso por Bucaramanga el pasado mayo, coordinamos un encuentro en el Gimnasio Aldebarán. Adriana Jiménez y su equipo abrieron las puertas del colegio con sus jardines y espacios verdes llenos de color y vida, para que juntos, profes del colegio y otros embajadores SOLE, como Julio César Salazar de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, Adriana Meza y sus compañeros del colegio San José de La Salle, estudiantes de la Universidad Industrial de Santander, el Coordinador de Ondas de Santander y el equipo SOLE Colombia, pudiéramos reencontrarnos, aprender de las experiencias de otros y descubrir nuevas herramientas SOLE.

El encuentro arrancó con un SOLE, en donde cada uno pudo escribir tres preguntas sobre algo que siempre ha querido saber y no ha podido responder. Después de unos minutos en los que ‘llovieron’ preguntas muy diversas, entre todos escogieron la Gran Pregunta ¿Por qué escuchamos los pensamientos en nuestra mente?.


Profes de Aldebarán, Escuela Normal Superior y Colegio La Salle y estudiantes de la Universidad Industrial de Santander en el SOLE.

Arrancamos la investigación por grupos y después de un tiempo empezó una conversación que nos llevó a otros temas, donde surgieron nuevas preguntas como ¿una persona con discapacidad auditiva «escucha» los pensamientos? ¿qué diferencias existen entre las «formas de pensar» de una persona con discapacidad auditiva o  visual y una persona sin este tipo de discapacidad? Una conversación particularmente interesante en un colegio en donde chicos con necesidades especiales son bienvenidos y donde todos conviven y aprenden juntos, creando un entorno en donde las diferencias son, no sólo aceptadas, sino también valoradas, y en donde SOLE se ha convertido en una forma novedosa de aprendizaje para estudiantes y profes, como nos comparte Adriana Jiménez, directora del Gimnasio Aldebarán.

A este diálogo se sumó luego Cristian, abuelita de la Nube, desde La Paz Bolivia, quien les contó a los profes lo que están haciendo con SOLE en su país y quien les motivó a generar encuentros entre los dos países aprovechando la tecnología y la Comunidad SOLE, para conocer otras realidades y aprender más de la diversidad del mundo.

Cristian, de La Nube de Abuelitas, conectado desde La Paz, Bolivia

Este nuevo encuentro nos mostró nuevamente el poder de la conexión entre distintas personas, para motivar y seguir cambiando el mundo desde distintos lugares. Embajadores que ya hacen SOLE desde hace un tiempo,
como Julio, quien nos cuenta cómo han impulsado el Semillero de Investigación La Bombilla en su colegio, encontraron la motivación para llegar más lejos, incluyendo a nuevos estudiantes que aún no conocen SOLE. También Adriana Meza y su equipo del colegio San José de La Salle, descubrieron durante el encuentro que podían usar SOLE para fortalecer las habilidades de investigación en sus estudiantes y ya en las últimas semanas han arrancado su SOLE en el colegio en donde el cuidado del Páramo de Santurbán ha sido el tema central.

Estudiantes del profe Julio en la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, Norte de Santander en su primer SOLE (Foto de Julio Salazar)
Estudiantes de la ISJ de La Salle de Bucaramanga en el SOLE respondiendo a la Gran Pregunta ¿Qué consecuencias económicas, sociales y ambientales se producen con la extracción masiva de minerales en el Páramo de Santurbán? (Foto de Adriana Meza)

Además de los cambios que hemos visto en distintas comunidades que han usado SOLE para resolver sus propios retos, hemos también visto cómo una conexión entre SOLEs logra generar una red de aprendizaje, en donde todos estamos constantemente nutriéndonos y aprendiendo de las experiencias de los demás y en donde todavía tenemos mucho por descubrir juntos.

Es por esto que aprovechamos este espacio de encuentro en Aldebarán, para contarles sobre las nuevas herramientas SOLE, como El Parque en La Nube y Start SOLE, para que la Comunidad SOLE pueda seguir conectada y para que nuevas personas en toda Colombia y el mundo hispanoparlante puedan aprender a hacer SOLE en su comunidad local.

Gracias a Adriana Jiménez, a todo el equipo de Aldebarán, y a todos los participantes del encuentro, logramos tener un espacio, además de los distintos espacios virtuales que ya existen, en donde pudimos conocer en persona a los autores de muchas historias y donde descubrimos nuevas formas para que el movimiento SOLE siga creciendo y llegando a miles de personas en los próximos años.

Equipo de profes del Gimnasio Aldebarán, Escuela Normal de Bucaramanga y San José de La Salle, estudiantes de la Universidad Industrial de Santander y equip SOLE Colombia

Nos encantaría seguir conectados por medio de espacios virtuales, como el «Recarga tu SOLE», videoconferencia con embajadores SOLE en distintos lugares, y también abriendo espacios en distintas regiones donde podamos encontrarnos en persona y reconocernos como parte de un movimiento, en donde constantemente nos sigamos haciendo muchas Grandes Preguntas como ¿Cómo el movimiento SOLE está transformando el aprendizaje en Colombia?

¿Quieres apoyar a la Comunidad SOLE a seguir conectada y ayudar a que miles de comunidades aprendan a aprender? Te invitamos a conocer nuestro proyecto del Parque en La Nube, apoyarnos con tu donación o contarle a otros sobre lo que hacemos. Haz clic en el link para conocer más:
https://www.globalgiving.org/projects/help-build-a-playground-in-the-cloud/

Parque en el centro de Pamplona

Pamplona, ciudad universitaria fundada a mediados del siglo XVI, es un lindo lugar anclado en las montañas de Norte de Santander, que pareciera estar detenido en el tiempo, con hermosas casas coloniales, un amplio parque central donde se reúnen los vecinos en las tardes a compartir, jugar, charlar y disfrutar de la vista de las montañas que rodean la ciudad y que se van llenando de luces al anochecer. Esto contrasta con la presencia de muchos migrantes venezolanos caminando para cruzar las montañas colombianas en busca de mejores oportunidades, poniendo a Pamplona en un punto neurálgico de la realidad actual.

Gracias a Juan Pablo y al apoyo del Club Rotario de Pamplona y el Club Rotario de Weston (Florida, EEUU), tuvimos la oportunidad de regresar a Pamplona el pasado 28 y 29 de mayo, para inspirar a docentes y estudiantes del Colegio Técnico La Presentación a que utilicen SOLE como herramienta innovadora en la institución. Esta fue la segunda vez que estuvimos en Pamplona, después de haber sido invitados a finales de 2017, a inspirar a más de 30 docentes de 5 instituciones educativas de la ciudad y municipios cercanos.

Esta vez, gracias a Juan Pablo y al apoyo de Manolo, comunicador del Colegio La Presentación, pudimos compartir SOLE con más de 10 docentes de primaria y bachillerato y 113 estudiantes de grado 6. El primer día trabajamos con docentes de primaria y una docente invitada de otra institución educativa de Mutiscua, municipio de Norte de Santander, que conoció SOLE en 2017 y sigue usándolo con sus estudiantes.  

Para comenzar, cada una debía escribir tres preguntas sobre algo que siempre ha querido saber. La intriga por conocer más de SOLE fue evidente y la pregunta que más resonó en el grupo fue ¿Cómo funciona SOLE y cómo lo puedo utilizar para mejor mi práctica como docente?

Docentes de Primaria del Colegio La Presentación

Después de un rato en el que pudieron investigar por grupos sobre SOLE, presentar sus resultados y en el que pudimos conversar sobre los ambientes de aprendizaje auto-organizado, surgieron nuevas preguntas como ¿qué es la auto-organización? y ¿por qué SOLE es distinto al auto-aprendizaje? Fue una conversación que despertó la curiosidad y emoción de las docentes quienes vivieron por sí mismas la diferencia en el aprendizaje. Ellas mismas iban destacando los puntos que hacen de SOLE una metodología disruptiva, a la vez que veían sus beneficios en poner a sus estudiantes a hacerse preguntas y colaborar.  Al final de la sesión se sumó Belén, una “abuelita” de La Nube de Abuelitas, desde Madrid, España. Belén, desde el otro lado de la pantalla, a pesar de que en Madrid se acercaba la medianoche, les compartió con mucho entusiasmo a las docentes su experiencia como “abuelita” con otros SOLEs en Colombia e invitó a las docentes a conectarse con las estudiantes del Colegio con La Nube de Abuelitas.

Belén se conecta desde Madrid, España con las docentes en Pamplona

Luego de este primer SOLE, inspiramos a las docentes a seguir usando SOLE mediante una presentación sobre SOLE Colombia, la metodología SOLE y nuevas herramientas para apoyar el trabajo con SOLE como El Parque en La Nube y StartSOLE, una plataforma que desarrolló SOLE en Estados Unidos y junto a quienes estamos desarrollando la versión en español para Colombia. Finalmente, tuvimos un testimonio contundente de Nayibe, docente en Mutiscua quien compartió cómo SOLE ha servido a sus estudiantes y a ella para cambiar sus prácticas.

Nayibe cuenta su experiencia con SOLE

Al segundo día tuvimos una mañana cargada de muchas emociones y aprendizajes para estudiantes, docentes y para nosotros como equipo SOLE. Tuvimos la oportunidad de hacer 4 sesiones de SOLE con 113 estudiantes de grado 6. Cada una de las chicas tuvo la libertad de escribir 3 preguntas sobre algo que siempre ha querido saber y luego cada una podía escoger una pregunta para compartir. Este ejercicio fue emocionante para ellas y para nosotros, ya que preguntas sobre el mundo, los animales, el universo, las emociones, la historia… no paraban de llenar los salones y con cada pregunta surgían nuevas. Entre todas las preguntas, las ganadoras fueron: ¿Quién creó a Dios?, ¿Existe vida después de la muerte? y ¿Existen los espíritus? Fue la primera vez que las estudiantes hacían SOLE y para ellas fue muy divertido descubrir una nueva forma de aprender, explorando en internet por su cuenta distintas posibles respuestas y trabajando en grupo de una forma diferente.

Gran Pregunta generó muchas más preguntas

También algunos docentes como Juan Manuel, María Smith y Mercedes, nos acompañaron en parte de las sesiones, aprendiendo ellos también a la par junto a sus alumnas.

Al final de la sesión tuvimos nuevamente a una “abuelita” de La Nube de Abuelitas. Esta vez se conectó Felipe desde Vietnam. Fue un encuentro emocionante tanto para él como para las estudiantes, quienes no paraban de hacerle preguntas y de contarle cómo había sido el SOLE que acababan de hacer.

Estudiantes conversan con Felipe, quien se conectó desde Vietnam

Vale la pena rescatar que las preguntas que trataron tienen mucho que ver con sus preocupaciones en su educación en la escuela y en casa. Es más, son preguntas que surgen muy frecuentemente en entornos alrededor del país. Nos parecen temas complejos de los cuales hablar y sobre todo, nos retan cuando hacemos búsquedas en Google al respecto, ya que las fuentes tienden a ser confusas. Le transmitimos la inquietud un gran maestro y científico, llamado Frijtof Capra, quien respondió: “Es muy importante distinguir entre espiritualidad y religión[…]. Creo que esta distinción puede y debe ser enseñada en las escuelas. Cuando se comprende esto, se puede explicar que las experiencias espirituales (momentos de vitalidad elevada) se pueden lograr a través de la práctica. Se podría decir que emergerían con la práctica.

Estas prácticas se han enseñado recientemente con gran éxito en muchas escuelas. Debido a la gran confusión entre la espiritualidad y la religión, muchos maestros tienden a alejarse de la palabra «meditación» y usan «mindfulness» en su lugar (originalmente un término budista[…]). Si busca en Google «prácticas de mindfulness en la educación», encontrará muchas referencias a libros, artículos, conferencias, talleres, etc.

Me mantendría alejado de responder preguntas sobre Dios o la vida después de la muerte. Estas son parte de las interpretaciones de la experiencia espiritual de diferentes tradiciones religiosas, que pueden ser muy confusas. Dirigiría la discusión hacia los beneficios de las prácticas de mindfulness, es decir, hacia experiencias en lugar de especulaciones.”

Nos parecía muy valioso compartir esta reflexión, que nos hace entender los retos a los cuales nos enfrentamos en la educación permanentemente. Enfrentar las grandes preguntas de los estudiantes, implica una labor importante de facilitación para que del ejercicio de la auto-organización emerjan conversaciones fructíferas para el aprendizaje.

Estudiantes de 6. grado y una representante del Club Rotario de Pamplona, después de haber participado en el SOLE

Como equipo de SOLE Colombia fue emocionante regresar a Pamplona y conocer a docentes y estudiantes del Colegio La Presentación, quienes aprendieron, disfrutaron y se emocionaron con una nueva forma de aprender a aprender, tocando los temas difíciles de la vida.

Creemos que SOLE es una importante herramienta de aprendizaje por medio de la cual tanto estudiantes como docentes tendrán la oportunidad de explorar nuevas realidades y conectar con un mundo diverso lleno de nuevos temas por descubrir. Asimismo creemos que SOLE puede ser el puente para que ese mismo mundo que está afuera, pueda conocer más de la maravillosa Pamplona en las montañas de Norte de Santander y cómo están aportando a la realidad de tantos migrantes que cruzan por sus calles en busca de un mejor futuro.

GRACIAS por esta experiencia. Acá una charla sobe la gratitud.

¡Durante el Festival de Innovación Disruptiva – DIF 2018, escuchamos a Dolly, María y Jorge, 3 increíbles embajadores de #SOLEColombia, quienes nos compartieron cómo cambian su mundo con el aprendizaje auto-organizado!

Escúchalos aquí:

At the Disruptive Innovation Festival – DIF 2018, we listened to Dolly, María and Jorge, 3 amazing #SOLEColombia ambassadors, who shared with us how they change they world with self-organised learning!

Listen to them here:

Ya sea con hijos de familias desplazadas por el conflicto armado, en las escuelas públicas de Cartagena o en zona cafetera, estos son los héroes que queremos seguir descubriendo.

Con tu apoyo muchos más podrán convertirse en embajadores SOLE:
https: //lght.ly/068678l. #GlobalGiving

Be it with children of displaced families from the armed conflict, in public schools in Cartagena o in rural coffee-growing area, these are the heroes we want to discover.

With your help more awesome leaders could become SOLE ambassadors:
https://lght.ly/068678l. #GlobalGiving

Por Catalina López (fotos y video) y Maryam Tertel (texto)

 

En Villa Rosa hay un SOLE muy bacano donde conviven la fiesta, el baile, el buen humor y las Grandes Preguntas.

Villa Rosa hace parte del municipio de Repelón en el departamento del Atlántico, cerca al departamento de Bolívar a unos pocos kilómetros del Canal del Dique.

Es un pequeño pueblo con una magia especial, donde el tiempo transcurre a un ritmo propio, donde sus habitantes son quienes hospedan a los visitantes y ofrecen comida en sus casas. Es un lugar donde los niños, jóvenes y también los adultos, tienen una sed enorme por descubrir otros mundos.

Es también un lugar donde el único punto de internet es el Punto Vive Digital (PVD) en la Institución Educativa Agropecuaria de Villa Rosa, que celebró el pasado 20 de septiembre con baile y música de la región, sus primeros 100 años de historia.

Villa Rosa fue uno de los lugares elegidos para el proyecto de colaboración entre SOLE Colombia y ATC Sitios de Colombia, S.A.S. (una empresa American Tower Corp.) y a donde llegamos hace unas semanas para hacer SOLE con estudiantes del colegio y otras personas de la comunidad.

Merleys, gestora del PVD, nos recibió a la entrada de colegio y nos llevó, a través de muchas miradas curiosas y sonrisas en los pasillos del colegio, al Punto Vive Digital.

Mientras acomodamos -junto a Merleys, Daniel, Angie y otros participantes que nos acompañaron desde el principio- el espacio para el primer SOLE en Villa Rosa, fueron llegando estudiantes de distintos grados hasta que el salón se llenó, no sólo de personas, sino de sonrisas, carcajadas, mucho movimiento y curiosidad.

El SOLE empezó con cada participante escribiendo tres preguntas sobre algo que siempre había querido saber. Al principio varios se mostraron tímidos y les costaba pensar en posibles preguntas. Luego algunos se aventuraron a contarle a los demás lo que habían escrito o pensado y fue en este momento donde varios empezaron a compartir lo que les generaba curiosidad. Las preguntas que compartieron con el grupo fueron variadas y todos estuvieron de acuerdo en empezar con la Gran Pregunta ¿Si Dios creó al mundo, quién creó a Dios?.

 

 

Por grupos empezaron a investigar en internet posibles respuestas a esta pregunta y entre ruidos, movimiento, risas y caos, fueron armando sus carteleras para contarle al grupo entero lo que habían aprendido. A los estudiantes del colegio que participaron en este primer SOLE, les pareció una forma muy bacana de aprender. En un lugar lleno de baile, fiesta y risas, pudieron descubrir una nueva forma de expresarse, aprender en grupo, y donde hay espacio para muchas Grandes Preguntas.

 

 

A la tarde, Merleys se puso la camiseta y se lanzó a hacer su primer SOLE como nueva embajadora en Villa Rosa. Esta vez no sólo hubo estudiantes del colegio, también llegaron niños más pequeños y mujeres que habían terminado su día laboral y que adornaron el espacio con sus lindos peinados, pañuelos de colores y sonrisas.

Este SOLE fue una actividad comunitaria, que todos disfrutaron independientemente de su edad y por esto mismo quedaron felices y con ganas de invitar más gente.

Luego de esta primera experiencia, Merleys se ha vuelto a poner la camiseta de embajadora, convocando a estudiantes y otras personas de la comunidad para seguir haciendo SOLE y conectarse con abuelitas de la Nube de Abuelitas que están en Francia y Bolivia, para compartir experiencias, preguntas e ideas desde sus distintas realidades.

¡Estamos felices de que Villa Rosa se haya sumado a este gran movimiento de aprendizaje y esperamos que nos sigan contagiando con su buen humor, risas y curiosidad por descubrir el mundo!

 

Villa Rosa te invita a sumarte a SOLE:

Testimonio Diego Fernando:

Por Catalina López (fotos y video) y Maryam Tertel (texto)

Santo Tomás, Municipio verde del Atlántico, como le llaman sus habitantes, es un lindo lugar cerca a Barranquilla en donde árboles de mango adornan y refrescan el ambiente en todo el pueblo. Es un lugar donde convive una gran diversidad de personas con la vida moderna, el fútbol, las fiestas patrias, el sol y fachadas que hablan sobre más de un siglo de historia.

A este Santo Tomás llegamos hace unas semanas para hacer un primer SOLE en un espacio de la Alcaldía, gracias a un proyecto de colaboración entre ATC Sitios de Colombia, S.A.S. (una empresa American Tower Corp.) y SOLE Colombia.

Orlando, encargado del enlace TIC del Municipio, convocó a diferentes personas y en la primera tarde fueron poco a poco llegando varios adultos y algunos jóvenes. Hicimos una corta introducción a SOLE como “un espacio donde todos podemos aprender juntos usando internet” y luego cada uno debía escribir 3 preguntas sobre algo que siempre ha querido saber. Al principio todos parecían sorprendidos y no encontraban fácil esas grandes preguntas que están ahí, pero que tal vez se han olvidado. Finalmente todos fueron descubriendo muchas más preguntas de las que imaginaban y el grupo estuvo de acuerdo en empezar con “¿Quién enseñó al primero que enseñó?”. En internet encontraron información variada y respuestas desde distintas miradas, desde el catolicismo y otras religiones, desde la ciencia, desde la historia. Esto generó un debate interesante, que trajo nuevas preguntas y despertó la curiosidad de los participantes.

Finalizando la tarde, y con un cielo que amenazaba tormenta, Miladis, participante de este primer SOLE, mostró mucha emoción e interés en ser embajadora SOLE y se animó, a pesar de la lluvia, a hacer un recorrido por el pueblo y mostrarnos las distintas caras de Santo Tomás.

Al día siguiente regresamos a la Alcaldía para la segunda etapa del taller, y aunque muchos de los participantes del día anterior no pudieron regresar en la mañana, los que sí participaron, pudieron conocer y conectarse con otras personas de su comunidad y motivarse con una nueva forma de aprender. Miladis, como nueva embajadora SOLE, lideró una nueva sesión a partir de la Gran Pregunta “¿Cómo se trabajan las piedras de murano?”, pregunta que surgió de Armando, uno de los participantes. Esta vez hubo una dinámica distinta, pues era un grupo pequeño y muy diverso, en donde todos pudieron participar, disfrutar y entender que SOLE es un espacio donde las jerarquías y etiquetas se desvanecen para dar la bienvenida a una nueva forma de aprender a aprender juntos.

Después de una mañana llena de nuevas experiencias, los participantes quedaron motivados y llenos de ideas para contarle a otras personas en Santo Tomás, que ¡todos están invitados a SOLE!

La gente de Santo Tomás y SOLE: https://youtu.be/j7sDvQ8HFUs

Por Ángela María Vargas,

Ángela es embajadora SOLE en el colegio IED La Felicidad en Bogotá. Por su propia motivación empezó a mediados de 2018 a hacer SOLE en el colegio junto a su compañera de maestría y nos comparte cómo «La Felicidad» se ha llenado de Grandes Preguntas y tiene ahora cara de SOLE:

«Cada oportunidad que tiene un ser humano para hacerse preguntas, es un oportunidad de enriquecer su mundo, SOLE ha sido ese espacio en que los niños del IED La Felicidad han podido hacerse preguntas. Y para mí el poder participar como embajadora SOLE, para que ellos puedan responderse dichas preguntas, es un privilegio. Dirigir nutridas conversaciones al momento de la socialización hacen que la clase tradicional pase a un segundo plano y aunque sea a veces difícil, hemos logrado que se escuchen y puedan compartir y construir conocimiento en torno a sus propios interrogantes.»

Por Catalina López (fotos) y Maryam Tertel (texto)

 

¿Cómo pueden permanecer los satélites en un mismo lugar sin perderse en el espacio?

Esta fue una de las Grandes Preguntas que se hicieron estudiantes, docentes y otras personas de la comunidad de El Piñón, Magdalena, en su primer SOLE.

El Piñón, a orillas del río Magdalena, es una de las tres comunidades a las que hemos llegado gracias a un proyecto de colaboración entre SOLE Colombia y ATC Sitios de Colombia, S.A.S. (una empresa American Tower Corp.). 

Todo empezó hace varias semanas cuando estudiantes de la IED Agrícola de El Piñón junto a la profe Berthina, respondieron a la convocatoria para unirse a SOLE. En un corto video contaron muy motivados su historia, y fue así uno de los primeros lugares que escogimos para llevar SOLE.

Desde que confirmamos nuestra visita, estudiantes, profes, el gestor del Punto Vive Digital y otras personas de la comunidad, se estaban preparando para recibirnos.

Luego de una corta y hermosa travesía para atravesar el río Magdalena en un bote que conecta el departamento del Atlántico con el departamento del Magdalena, llegamos a la comunidad de El Piñón, que desde el principio nos contagió con su motivación, alegría y pasión.

Al día siguiente llegamos en la mañana al colegio, donde está el PVD, y poco a poco fueron llegando profes, estudiantes y otras personas de la comunidad. En poco tiempo la sala estaba llena, de gente y de expectativas.

Empezamos preguntando al grupo ¿Qué han querido saber siempre? Cada uno debía escribir 3 preguntas, para luego llegar juntos la Gran Pregunta. Esto empezó a despertar la curiosidad de los participantes y luego de unos minutos, mientras unos seguían pensando en las preguntas que les inquietaban, otros se atrevieron a compartirlas. Estas iban desde temas filosóficos y fenómenos físicos, hasta la situación socioeconómica del país y otras preguntas que hicieron reír al grupo entero.

Cuando entre todos escogieron finalmente la Gran Pregunta, por grupos empezaron a investigar. Hubo mucha emoción y movimiento entre estudiantes, profes y todos los que estábamos en la sala. Al final cada grupo contó lo que había encontrado, y finalizando esta primera sesión, varios profes y estudiantes decidieron quedarse para conocer más y saber cómo ser embajadores SOLE.

En la tarde tuvimos una segunda sesión y Belén, abuelita de la Nube de Abuelitas, se conectó desde Madrid, España, para conocer a los participantes y nuevos embajadores del nuevo SOLE en El Piñón.

Esta experiencia nos mostró el potencial de aprendizaje que existe cuando se juntan estudiantes y docentes para aprender juntos y participar de un mismo espacio. Fue impresionante la apropiación de los estudiantes y la flexibilidad de los profes para soltar y aprender junto a los chicos.

También fue evidente el interés por continuar, una parte del grupo estuvo todo el día y varios estudiantes regresaron en la tarde, a pesar de que su jornada escolar había terminado.

Aunque había un grupo grande, todos coincidieron en la necesidad de invitar a mucha más gente de la comunidad a SOLE, y juntos decidieron crear nuevas estrategias de convocatoria para traer a más personas usando el siguiente lema: “Aprender juntos es mejor”.

Ahora esperamos que este lema llegue a través de la emisora comunitaria, el puerta a puerta, y otras formas de comunicación, a todas las personas que habitan en El Piñón y otros pueblos de la zona.

¡Gracias a la comunidad de El Piñón por recibirnos y seguiremos entusiasmados con todas las historias SOLE que tengan para contarnos!

 

 

Los invitamos a conectarse el miércoles 12 de septiembre a las 6:30 AM de Colombia a la charla que estará dando Sugata Mitra, creador de SOLE.

También estaremos SOLE México, SOLE Argentina, SOLE España y SOLE Colombia, contando sobre las distintas experiencias SOLE en cada país.

Pueden entrar a este link para conectarse: https://virtualeduca.org/argentina2018

¡Los esperamos!

Por Valentina Giraldo Lozano

Valentina, quien vive en Medellín y hace parte del Programa Impulso de UWC Colombia, nos cuenta su primera experiencia con SOLE.

 

Quisiera comentar mi experiencia con SOLE Colombia. La verdad es que fue una experiencia muy gratificante, ya que todo empezó en Impulso, ahí nos mostraron el proyecto y yo dije:»¡Wow! lo quiero implementar en mi comuna, porque es considerada una comuna vulnerable», y la verdad lo es.  Recuerdo que se me vino a la cabeza un día en el que estaba en clases de taekwondo y fuera de la UVA (un sitio en el cual las personas de la comunidad pueden acceder a diferentes talleres, actividades y están ubicadas en zonas de riesgo o vulnerables), y había chicos como de 18-19 años a los que les preguntaron que si sabían qué era un animal en vía de extinción y dijeron «no». Yo me pregunté el porqué y hablé con un ayudante de la UVA (Unidades de Vida Articulada), quien me contó que eran jóvenes con pocos recursos y que ellos estaban tratando de hacer que fueran a las actividades para que no intentaran entrar a las drogas o cosas por el estilo.

Entonces cuando Sanjay (de SOLE Colombia) nos presentó el proyecto en el campamento (Programa Impulso), yo dije: «Tengo que hacerlo, sí o sí»; así que en la misma semana en la que llegué del campamento me puse a hablar con todos los de la UVA para que me permitieran gestionar el proyecto. Fue difícil porque había que hablar con administradores y muchas otras personas, sin embargo yo seguí persistiendo, hasta que saqué posters y avisaba afuera de la UVA, sin embargo para que la gente llegue y se interese en las actividades que hay, es extremadamente difícil.
Así que llegó el día y di mi primera clase, no tenía muchas expectativas con que llegara gente porque como no suelen ir pues dije «no va a llegar nadie».
Fui a sala TIC y esperé (la clase era a las 4). Ya había gente en la sala, así que decidí informarles que iba a haber un taller SOLE y les expliqué en qué consistía; sólo se quedaron conmigo 6 personas. Para mí fue totalmente entendible y de igual manera me emocionó, porque esas 6 personas estaban interesadas y con ellas empezaría mi primer SOLE (debo confesar que darme cuenta que iba a ser la primera en Medellín sentí muchos nervios).

Así que empecé a explicarles en qué consistía la clase y que hicieran preguntas de todo tipo, fue muy divertido todo porque me hicieron cuestionarme cosas que ni yo me había preguntado.
Cuando empezamos la primera pregunta que fue decidida por ellos, ¿Por qué tenemos que dormir?, vi que un chico, Kevin, no sabía escribir ni leer (tenía al rededor de 12 años), entonces yo le busqué la primera pregunta, pero aún no sabía que no sabía leer ni escribir. Entonces él veía vídeos, le pregunté qué porqué veía vídeos, que si le gustaba más, y me dijo: «Es que no sé leer ni escribir». Ahí mismo me dejó impactada, así que dije: «Bueno, yo te ayudo» y empecé a leer para él y él me iba explicando el tema que yo le leía, y así fue con la siguiente pregunta que realizamos: ¿Por qué si la tierra es redonda, no nos caemos? Yo les decía que tenían de a 5-8 minutos para convencerme de que su respuesta era la correcta y era real, que buscaran experiencias, opiniones, teorías, etc., y ellos a cada minuto que les restaba se emocionaban más.
Me alegró mucho ver eso, el interés en ellos, pero me gustaría mejorar más el método para que más personas asistan a la clase, ya que sé que no es normal que gente venga a la UVA, pero no es imposible, así que me puse en la tónica de llenar mi barrio de cartelitos para invitarlos.
Quisiera que cuando haya más personas viniendo al taller, se hagan SOLEs temáticos, y más didácticos.
Los comentarios de las personas que fueron a la clase me motivó muchísimo y más pensando en que realmente estoy llegando a zonas que son afectadas con educación, un pilar tan grande que debemos tocar en Colombia.

¡Agradezco muchísimo que me hayan presentado este proyecto porque esto me hace saber que los niños pueden crear también su propia educación!

 

 

Apoya nuestro proyecto «Re-empower 130+ local educators in rural Colombia» con el que buscamos llegar a más de 130 educadores locales en toda Colombia
Donate here | Dona aquí

El pasado 16 de julio nos invitaron a participar en el programa Líderes de RCN.

Escucha la entrevista completa en donde Sanjay Fernandes, Director de SOLE Colombia, habla sobre lo que es SOLE y lo que hacemos en Colombia:

https://www.youtube.com/watch?v=V3Gy1KSiMq8

 

Apoya nuestro proyecto «Re-empower 130+ local educators in rural Colombia» con el que buscamos llegar a más de 130 educadores locales en toda Colombia
Donate here | Dona aquí